Preguntas frecuentes

Recursos

Encuentra la respuesta a tus preguntas. Obtén más información sobre cirugía con láser y las fases anterior y posterior al procedimiento.

Ir a:

Descripción general de la cirugía con láser

Descripción general de la cirugía con láser

¿Qué es La cirugía con láser?

Es un procedimiento de corrección de la visión basado totalmente en el láser que utiliza tecnología patentada para medir las características únicas del ojo del paciente y proporcionar una corrección completamente personalizada para conseguir una claridad visual excepcional. La cirugía LASIK (Queratomileusis in situ asistida por láser) se ha utilizado en más de 15 millones de procedimientos en todo el mundo.

¿Cómo funciona La cirugía con láser?

La cirugía con láser consta de tres pasos:

Paso 1: Confección del mapa ocular

Se crea un mapa detallado de las imperfecciones visuales únicas de tu ojo mediante la tecnología de mapeo ocular de frente de onda, que es 25 veces más precisa que las medidas usadas en el procedimiento estándar para determinar la graduación de gafas y lentes de contacto.

Paso 2: Preparación del ojo

Un láser ultrarrápido crea un colgajo fino con el fin de preparar la córnea para la corrección personalizada de la visión por frente de onda.

Paso 3: Aplicación del tratamiento personalizado

En este último paso, un láser ultrapreciso utiliza la información digital de las medidas del mapa ocular personalizado para remodelar cuidadosamente la córnea hasta alcanzar la curvatura deseada.

¿Cómo sé si La cirugía con láser es adecuado para mí?

La cirugía con láser puede permitir a las personas hacer las cosas que les gusta hacer sin la molestia de las lentes de contacto o las gafas.

Está aprobado para corregir la miopía y la hipermetropía leve a severa y todos los tipos de astigmatismo. Si cumples los siguientes requisitos, puede que seas un candidato excelente para la cirugía con láser:

  • Tener al menos 21 años para el procedimiento individualizado de corrección de la visión con láser, 18 años para la cirugía con láser y 40 años para el procedimiento de monovisión.
  • Tener ojos sanos que no presenten enfermedades oculares ni anomalías corneales (por ejemplo, cicatriz, infección, etc.).
  • Tener pruebas documentadas de que tu refracción no ha cambiado en más de 0,50 a 1 dioptrías durante el año anterior a la exploración preoperatoria.
  • Estar informado de los riesgos y beneficios de LASIK en comparación con otros tratamientos disponibles para el defecto refractivo.
  • Ser capaz de mantenerse acostado sin dificultad.
  • Ser capaz de tolerar la anestesia local o tópica.
  • Estar dispuesto a firmar el formulario de consentimiento informado que te proporcionará el oftalmólogo.
  • Ser capaz de mantener el ojo con precisión en la luz de fijación durante todo el procedimiento quirúrgico con láser.

Un médico certificado para LASIK podrá decirte con mayor certeza si la cirugía con láser es adecuado para ti.

¿Es La cirugía con láser seguro?

Nuestra tecnología se ha utilizado en más de 15 millones de procedimientos de corrección de la vista en todo el mundo. De hecho, los astronautas de la NASA y los pilotos de los aviones de vigilancia U2 pueden someterse hoy día a una cirugía de corrección de la visión con láser debido a que existen estudios que demuestran la seguridad y la eficacia de esta tecnología.

Habla con tu médico acerca de los riesgos de este procedimiento. Los efectos secundarios incluyen, entre otros, los siguientes:

  • Sequedad ocular
  • Reducción de la visión o posible necesidad de gafas o lentes de contacto después de la cirugía
  • Alteraciones visuales como halos, deslumbramientos, destellos, imágenes fantasma y otros síntomas visuales

Las complicaciones del procedimiento suelen controlarse satisfactoriamente mediante tratamiento o en las consultas de seguimiento. La frecuencia y la gravedad de las complicaciones varían en función del nivel de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo que tengas antes del procedimiento y de otros factores.

¿En qué parte del ojo se realiza el tratamiento?

El procedimiento se realiza en la córnea, la superficie transparente anterior del ojo situada delante de la pupila y el iris pigmentado.

La córnea proporciona entre el 65 % y el 75 % de la potencia de enfoque del ojo. El resto lo proporciona el cristalino, que se encuentra detrás de la pupila.

La córnea es transparente porque es una red muy organizada de colágeno (una proteína del tejido conjuntivo) y no contiene vasos sanguíneos.

La región central de la córnea, la parte a la que afecta el procedimiento, suele tener entre 500 y 600 micras (aproximadamente medio milímetro) de grosor.

¿Qué es la tecnología de frente de onda?

La tecnología de frente de onda es una técnica avanzada de imagen óptica digital que se utiliza para detectar, analizar y corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. También corrige imperfecciones ópticas complejas llamadas aberraciones de alto orden (HOA) que no se pueden corregir con lentes convencionales.

Las lentes graduadas corrigen solo los defectos refractivos simples de la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Sin embargo, la mayoría de las personas también tiene una HOA que afecta a la calidad de su visión.

Al corregir las HOA y los defectos refractivos comunes con la tecnología de frente de onda, la cirugía LASIK a menudo aporta una visión bastante más nítida que la que se puede obtener con gafas y lentes de contacto.1

¿Qué es el LASIK guiado por frente de onda?

El LASIK guiado por frente de onda crea un mapa personalizado de la trayectoria visual del paciente (desde la parte frontal de la córnea hasta la parte posterior de la retina). Estas mediciones se obtienen con un instrumento llamado aberrómetro de frente de onda durante la consulta y exploración preoperatoria.

El LASIK guiado por frente de onda mide y trata las aberraciones de bajo orden (LOA) —como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo—, así como las aberraciones de alto orden (HOA), con el objetivo de proporcionar una visión mejor que la que se puede obtener con el uso de gafas, lentes de contacto o el procedimiento LASIK convencional.

El LASIK guiado por frente de onda produce un mayor nivel de personalización que el LASIK optimizado por frente de onda (consulta la siguiente pregunta más abajo), que se basa únicamente en el defecto refractivo del ojo y la curvatura corneal.

¿Qué es el LASIK optimizado por frente de onda?

El LASIK optimizado por frente de onda produce planes de tratamiento láser computarizado basados en aberraciones comunes de bajo orden asociadas a defectos refractivos específicos. El LASIK optimizado por frente de onda intenta minimizar el efecto de la aberración esférica.

El objetivo del LASIK optimizado por frente de onda es proporcionar mejores resultados visuales que el LASIK convencional, principalmente mediante la reducción de la cantidad de aberración esférica que se consigue con el proceso de remodelación por láser durante el LASIK.

¿Qué tipo de láser se utiliza para la cirugía LASIK?

El procedimiento utiliza dos sofisticados láseres médicos de última generación: un láser ultrarrápido (láser de femtosegundo) que crea un colgajo fino para preparar la córnea para el tratamiento y un láser ultrapreciso (láser excimer) que remodela suavemente la córnea utilizando como referencia la información digital de un mapa ocular totalmente personalizado.

¿Qué es un láser excimer?

Un láser excimer es un láser médico ultrapreciso que crea un haz de luz ultravioleta (UV) fría muy enfocado para remodelar suavemente la córnea. El proceso de remodelación mediante láser excimer se llama fotoablación y dura entre 30 y 90 segundos.

¿Qué es un láser de femtosegundo?

Un láser de femtosegundo es un láser médico ultrarrápido que crea un colgajo fino con el fin de preparar la córnea para el tratamiento.

El láser de femtosegundo crea un patrón de impulsos de energía láser a una profundidad específica dentro de la córnea. En este punto, el tejido corneal se separa mediante un proceso llamado fotodisrupción. La creación del colgajo mediante láser de femtosegundo tarda menos de 20 segundos.

¿Qué condiciones podrían hacer que el procedimiento no sea adecuado para mí?

La mayoría de las personas con ojos sanos y defectos de refracción leves o moderados son excelentes candidatos para el procedimiento. Es posible que no cumplas los requisitos para el procedimiento por motivos como los siguientes:

  • Enfermedades autoinmunes (p. ej., artritis reumatoide, lupus, esclerosis múltiple)
  • Diabetes
  • Si estás tomando algún medicamento recetado para el acné)
  • Si estás tomando algún medicamento recetado para la arritmia cardiaca
  • Antecedentes de infecciones oculares por herpes simple o herpes zóster
  • Signos de queratocono o topografía corneal anormal
  • Sequedad ocular severa que no responde al tratamiento
  • Alergias graves
  • Si estás embarazada o amamantando
  • Si tienes córneas delgadas

Tu oftalmólogo analizará estas y otras posibles contraindicaciones en el examen y consulta preoperatorios.

¿Puedo someterme a LASIK si estoy embarazada?

No debes someterte al procedimiento si estás embarazada o amamantando, ya que es posible que se produzcan cambios temporales e impredecibles en la córnea en estas situaciones.

¿Puedo someterme al procedimiento si tengo sequedad ocular?

La sequedad ocular puede afectar a la precisión de las mediciones preoperatorias, que son cruciales para lograr una buena visión después del procedimiento. Además, la sequedad ocular puede afectar a la velocidad y el éxito de la curación de los ojos.

Tengo córneas finas. ¿Puedo, aun así, someterme al procedimiento?

Depende de lo delgadas que sean las córneas, el nivel de defecto refractivo que presentes y otros factores.

El procedimiento, como todos los tipos de cirugía LASIK, corrige la visión mediante la remodelación de la córnea. En este proceso, se extrae una cantidad muy pequeña de tejido de la córnea central.

En la exploración y la consulta preoperatorias para la tecnología, el oftalmólogo tomará mediciones detalladas del grosor y la forma de la córnea y calculará la cantidad de tratamiento láser necesaria para corregir la visión de forma completa y segura.

Si tus córneas son demasiado delgadas, podrías cumplir los requisitos para otros tipos de cirugía de corrección de la visión.

¿Seguiré necesitando gafas después del procedimiento?

La mayoría de las personas no necesitan gafas después del procedimiento. Aun así, algunas personas que siguen teniendo defectos refractivos leves después del procedimiento, encuentran que usar gafas de forma puntual para tareas como conducir por la noche les proporciona una mayor claridad y comodidad.

En cuanto a la necesidad de gafas para visión cercana, consulta la pregunta sobre las gafas de lectura.

¿Eliminará el procedimiento mi necesidad de utilizar gafas de lectura?

No, es posible que el procedimiento no elimine la necesidad de utilizar gafas de lectura aunque nunca las hayas usado. La cirugía LASIK no evita el cambio normal del cristalino debido a la edad que causa visión borrosa durante la lectura y que se produce a partir de los 40 años (presbicia).

La mayoría de las personas, cuando comienzan a experimentar presbicia, simplemente compran gafas de lectura y las usan cuando las necesitan para ver la letra pequeña. No obstante, hay opciones disponibles si tienes presbicia y deseas reducir o eliminar la necesidad de utilizar gafas de lectura después del procedimiento.

Pregunta a tu oftalmólogo sobre las opciones para reducir la necesidad de utilizar gafas de lectura cuando acudas a la exploración y la consulta preoperatorias para la tecnología.

¿Cuáles son las complicaciones asociadas a la cirugía?

Las complicaciones del procedimiento suelen controlarse satisfactoriamente mediante tratamiento o en las consultas de seguimiento. La frecuencia y la gravedad esperables de las complicaciones varían en función del nivel de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo que tengas antes del procedimiento y de otros factores.1

¿Es el procedimiento seguro y eficaz?

LASIK ha demostrado ser seguro y eficaz.1 El procedimiento tiene las ventajas añadidas de ser un procedimiento "100 % láser" sin bisturí que hace uso de la más avanzada tecnología guiada por frente de onda para permitirte obtener la mejor visión posible. Sin embargo, existen riesgos y complicaciones.

¿Qué sucede si no veo bien después del procedimiento?

Si los pacientes no están satisfechos con su visión después del procedimiento, los cuidados de las consultas de seguimiento pueden mejorar la agudeza visual y la satisfacción del paciente.

Antes del procedimiento

Antes del procedimiento

¿Cuándo tengo que dejar de usar lentes de contacto antes del procedimiento?

Si usas lentes de contacto, es muy importante que dejes de usarlas entre 2 y 4 semanas antes del examen y el tratamiento para que el médico obtenga una medición precisa de los ojos. Si no lo haces, los resultados de la cirugía podrían no ser óptimos.

El oftalmólogo o el cirujano de la tecnología te darán consejos específicos sobre cuándo dejar de usar las lentes de contacto en la exploración y la consulta preoperatorias para la tecnología.

¿Tengo que suspender la toma de medicamentos antes del procedimiento?

Lleva una lista con todos los medicamentos que tomas (incluidos los suplementos y otros productos de venta sin receta) a la exploración preoperatoria y menciona todas tus alergias. Tu oftalmólogo te indicará si debes interrumpir la toma de alguno de estos productos antes del procedimiento.

¿Qué ocurre en el examen preoperatorio del procedimiento?

Durante la exploración preoperatoria (el "preoperatorio") del procedimiento, el médico realiza un examen ocular completo para determinar si eres un buen candidato para el procedimiento.

Un componente importante de esta exploración es la revisión detallada del historial clínico. Lleva una lista con todos los medicamentos (incluidos los suplementos y los productos de venta libre) a la exploración para que el oftalmólogo pueda decirte si alguno de estos productos puede plantear un problema.

Durante la exploración preoperatoria, se realizan pruebas adicionales denominadas "mapa ocular de frente de onda". Se trata de una evaluación sofisticada de las características del ojo que determina el tipo y la cantidad de LOA/HOA presentes. Las HOA son imperfecciones ópticas sutiles e irregulares que pueden afectar a la calidad de la visión y no pueden corregirse con gafas, pero pueden minimizarse con el procedimiento para obtener una visión más nítida.

Además, se determina la cantidad exacta de miopía, hipermetropía y astigmatismo que tienes y para tener certeza de que tu graduación no haya cambiado significativamente dentro del año anterior.

Se examina minuciosamente la córnea (la superficie frontal transparente del ojo) para asegurarse de que está sana, tiene una forma normal y es lo suficientemente gruesa para el procedimiento.

Se realizan pruebas adicionales para asegurarse de que tienes una capa lagrimal sana en la superficie de los ojos y de que no hay signos de sequedad ocular que puedan afectar al resultado visual y a la cicatrización de los ojos después del procedimiento.

El examen ocular completo incluye la dilatación de la pupila para evaluar a fondo la salud de tus ojos.

¿Cuál es la pregunta más importante que debo hacer durante el examen preoperatorio?

Tal vez la conversación más importante que debes tener con el oftalmólogo o cirujano de LASIK durante la exploración y la consulta preoperatorias tenga que ver con tus expectativas en cuanto a la visión después del procedimiento.

Una revisión reciente del nivel de satisfacción con LASIK en todo el mundo reveló que más del 95 % de los pacientes tratados con LASIK están satisfechos con los resultados del procedimiento.2 Pero es importante tener expectativas realistas.

Por ejemplo, es posible que el procedimiento no elimine la necesidad de utilizar gafas de lectura aunque nunca las hayas usado. LASIK no puede impedir que los ojos envejezcan ni eliminar la necesidad de gafas de lectura si ya tienes más de 40 años y estás experimentando una pérdida normal de la visión cercana (llamada presbicia) que se da con la edad. Además, es posible que experimentes problemas como sequedad ocular o deslumbramientos después de cualquier tipo de cirugía refractiva corneal, incluido el procedimiento.

¿Puedo conducir yo mismo hasta casa después del examen preoperatorio?

Tus pupilas se dilatarán durante el examen preoperatorio. Por ello, verás borroso y tendrás sensibilidad a la luz. Es importante que lleves gafas de sol a este examen. También podrías ir con alguien que te lleve después a casa. Comenta este asunto con el médico.

El día del procedimiento

El día del procedimiento

¿Tengo que dejar de tomar medicamentos el día de la cirugía?

Lleva contigo una lista de los medicamentos que tomas a la exploración preoperatoria y tu oftalmólogo te aconsejará al respecto en ese momento. Si tienes alguna duda sobre este asunto entre el examen preoperatorio y el día del procedimiento, llama al cirujano para obtener asesoramiento.

¿Duele el procedimiento de láser?

Te aplicarán un colirio anestésico en los ojos para que estés cómodo durante todo el procedimiento.

Sentirás cierta presión en el ojo cuando se cree el colgajo con el fin de preparar la córnea para el tratamiento. Esta sensación suele durar menos de un minuto.

Cuando regreses a casa, puede que experimentes dolor y molestias moderados que podrían durar hasta 3 días. El cirujano te aconsejará qué medicamentos utilizar si sientes incomodidad.

Si experimentas molestias importantes después del procedimiento, llama al cirujano para que te indique cómo proceder.

¿Me darán algo para calmar los nervios el día de la cirugía?

Coméntalo con el cirujano durante la consulta preoperatoria. Si estás nervioso cuando acudas al procedimiento, es posible que el cirujano te proporcione algún medicamento que te ayude a relajarte.

¿Estaré despierto durante el procedimiento?

Sí, estarás despierto.

¿Qué sucede si parpadeo o me muevo durante el procedimiento?

Los párpados se mantendrán abiertos con un pequeño y delicado dispositivo (espéculo ocular) durante el procedimiento. Además, el colirio utilizado durante el procedimiento reducirá la necesidad de parpadear.

Estarás tumbado en una silla con la cabeza apoyada sobre un cojín contorneado durante el breve procedimiento. Tu cirujano estará cerca y puede que te sostenga suavemente la cabeza para ayudarte a mantenerte perfectamente estable cuando el láser esté activo, lo cual dura menos de un minuto.

El procedimiento también cuenta con una función de "rastreador ocular" automatizado que supervisa la posición del ojo y compensa los pequeños movimientos oculares involuntarios durante el tratamiento con láser para que este se aplique exactamente en el punto previsto.

¿Cuánto dura el procedimiento?

El procedimiento completo (ambos ojos) suele durar unos 20 minutos.

Después del procedimiento

Después del procedimiento

¿Me dolerán los ojos después del procedimiento?

Es normal que sientas dolor y malestar moderados hasta 3 días después del procedimiento. Algunas personas dicen sentir como si tuvieran una pestaña u otro elemento "dentro" del ojo.

A medida que la córnea se vaya curando, es posible que experimentes cierta borrosidad, se pueden formar lágrimas y tendrás sensibilidad a las luces brillantes.

Si experimentas molestias importantes después del procedimiento, y especialmente si empeoran con el tiempo, llama al oftalmólogo para que te indique cómo proceder.

¿Puedo conducir hasta casa después del procedimiento?

Debes pedir a alguien que te lleve a casa después del procedimiento, ya que verás borroso. Además, si te proporcionan un sedante suave para que te relajes, es probable que te sientas un poco somnoliento.

Podrás volver a conducir únicamente cuando te de permiso tu médico.

¿Podré leer y ver la televisión cuando llegue a casa después del procedimiento?

Lo mejor que puedes hacer cuando vuelvas a casa tras el procedimiento es dormir una siesta o simplemente relajarte y dejar que los ojos descansen un rato. Asegúrate de utilizar el colirio según las recomendaciones del médico para mantener los ojos hidratados y sanos y reducir las molestias.

Consulta siempre al cirujano y sigue sus instrucciones.

¿Debo tomar alguna precaución los primeros días tras procedimiento?

No te frotes ni golpees los ojos. Usa gafas de sol para resguardar los ojos de los rayos ultravioleta del sol, reducir los deslumbramientos y proteger los ojos frente a traumatismos y sequedad. Se colocarán pantallas protectoras sobre los ojos para evitar que te frotes, toques o golpees los ojos en las horas posteriores al procedimiento.

Pregunta a tu cirujano sobre las precauciones que debes tomar.

¿Durante cuánto tiempo tendré que usar un protector ocular mientras duermo tras el procedimiento?

Después del procedimiento, se le proporcionarán unos protectores de plástico transparente que se pegan con cinta adhesiva a la frente y la mejilla con el fin de proteger los ojos durante el sueño. Se puede ver a través de estos protectores y, además, cuentan con orificios de ventilación, por lo que no dan calor ni resultan incómodos.

Tu médico te indicará durante cuánto tiempo debes usar los protectores antes de que te vayas del centro de cirugía láser el día del procedimiento o en las visitas de seguimiento.

¿Cuándo se estabilizará mi visión después del procedimiento?

Cierta borrosidad y fluctuación de la visión es común durante la recuperación. Esto debería ir disminuyendo con el tiempo. No es inusual que la visión vaya mejorando y volviéndose más estable a lo largo de dos meses después del procedimiento.

¿Cuánto tardan mis ojos en recuperarse completamente del procedimiento?

Es común que el proceso de curación completa dure tres meses o más. Pregunta a tu cirujano de LASIK sobre el tiempo de recuperación.

¿Cuándo podré volver a conducir tras el procedimiento?

Por lo general, la primera consulta de seguimiento tiene lugar aproximadamente 21 horas después del procedimiento. Incluso si tu visión parece clara, pide a alguien que te lleve a esta visita.

El oftalmólogo o el cirujano de LASIK examinarán tus ojos y se asegurarán de que estén sanando correctamente. El cirujano te indicará cuándo vuelve a ser seguro conducir en la primera visita de seguimiento.

¿Cuándo podré volver a nadar tras el procedimiento?

Pregunta a tu cirujano LASIK cuándo es seguro reanudar la natación.

¿Cuándo podré volver a hacer ejercicio tras el procedimiento?

Pregunta a tu cirujano LASIK cuándo es seguro reanudar el ejercicio.

¿Seguiré necesitando acudir a exámenes oculares rutinarios después del procedimiento?

Por supuesto. Los exámenes oculares completos de rutina siguen siendo necesarios tras el procedimiento para salvaguardar la salud de tus ojos.

Acerca de LASIK

Acerca de LASIK

¿Son fiables las reseñas de la cirugía LASIK?

Cuando te plantees el LASIK u otra opción de cirugía, es aconsejable que te informes todo lo que puedas sobre el procedimiento y los cirujanos de tu zona.

Internet es un excelente lugar para comenzar la investigación y localizar médicos de LASIK cerca de ti.

No obstante, a la hora de elegir un cirujano LASIK, las reseñas en línea deben ser solo un factor entre los muchos que debes tener en cuenta.

Hay reseñas en línea para prácticamente cualquier producto o servicio, y estas son tan variadas como las personalidades y experiencias de las personas que las escriben. A menudo, muchas de las reseñas sobre cirugía LASIK publicadas en línea no ofrecen una representación precisa de la satisfacción general que la mayoría de los pacientes tienen con sus médicos de LASIK.

A la hora de elegir un cirujano de LASIK, no hay nada como una consulta y un diálogo cara a cara. Muchos médicos de LASIK ofrecen consultas gratuitas sin compromiso para que puedas conocerlos y decidir si LASIK es adecuado para ti. Otros ofrecen reuniones informativas gratuitas para grupos de candidatos al LASIK.

Las recomendaciones de amigos en los que confías también pueden ser muy útiles.

Solucionar las complicaciones de LASIK: cómo empezar

En ocasiones, se producen complicaciones incluso cuando el procedimiento lo realiza un cirujano de LASIK altamente cualificado y experimentado que utiliza la tecnología más avanzada.

Afortunadamente, la mayoría de las complicaciones del LASIK las pueden gestionar satisfactoriamente el cirujano o el oftalmólogo de LASIK. El primer paso si no estás satisfecho con el resultado del LASIK o si experimentas síntomas molestos es volver a la consulta de cirujano de LASIK para que realice una evaluación exhaustiva. Si el cirujano no puede resolver el problema correctamente, busca una segunda opinión de otro oftalmólogo que tenga experiencia en el tratamiento de las complicaciones de LASIK.

Ten en cuenta que las complicaciones del procedimiento LASIK suelen controlarse satisfactoriamente mediante tratamiento o en las consultas de seguimiento. La frecuencia y la gravedad esperables de las complicaciones varían en función del nivel de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo que tengas antes del procedimiento y de otros factores.

¿Puede LASIK corregir el astigmatismo?

El astigmatismo, como la miopía y la hipermetropía, es un problema de visión común (llamado defecto refractivo) que generalmente puede corregirse completamente con la cirugía LASIK.

El astigmatismo hace que los rayos de luz que entran a través de diferentes partes del ojo se enfoquen de manera desigual, de modo que en ningún momento conforman un punto único. Algunos rayos pueden enfocarse en la retina, pero otros se enfocan delante o detrás de esta. Las cosas se ven borrosas porque las imágenes no se enfocan claramente en la retina en ningún momento.

Los láseres aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para LASIK realizados en los Estados Unidos pueden corregir el astigmatismo.

La cantidad máxima de astigmatismo que LASIK puede corregir depende de muchos factores, incluidos el tipo y el grado de astigmatismo y la salud y el grosor de la córnea.

Si queda algo de astigmatismo después del procedimiento LASIK, a menudo se puede corregir por completo en las consultas de seguimiento. Su oftalmólogo puede proporcionarte más detalles al respecto en la consulta sobre LASIK.

El cirujano de LASIK hablará contigo sobre el astigmatismo y cómo este puede afectar a la cirugía LASIK durante la consulta sobre LASIK.

Visión borrosa durante la recuperación de LASIK

Es habitual experimentar visión borrosa inmediatamente después del LASIK, por lo que es algo esperable en las primeras etapas de la recuperación del LASIK.

Tendrás que acudir a varias visitas de seguimiento después de la cirugía LASIK. El oftalmólogo te examinará los ojos y controlará tu visión en estas visitas. No es inusual experimentar cierta borrosidad y fluctuación de la visión a medida que los ojos se recuperan después del LASIK, y pueden pasar varios meses hasta que esta situación se resuelva completamente.

Si sientes que tu visión es demasiado borrosa para conducir con seguridad o realizar otras actividades durante la recuperación de LASIK, pregunta a tu oftalmólogo si es buena idea utilizar unas gafas graduadas temporales.

Pregunta al cirujano de LASIK sobre su experiencia en la gestión de problemas relacionados con la borrosidad.

Natación después de LASIK

Durante las primeras etapas de la recuperación del LASIK, es importante evitar nadar y realizar otras actividades relacionadas con el agua que podrían aumentar el riesgo de que entre agua contaminada en los ojos y se produzca una infección.

Cada cirujano de LASIK puede tener recomendaciones diferentes sobre cuándo reanudar la natación y otras actividades acuáticas durante la recuperación de LASIK.

Pregunta a tu cirujano LASIK cuándo es seguro reanudar la natación y otras actividades en las revisiones posoperatorias.

Consejos para la recuperación de LASIK: cómo contribuir a la curación de tus ojos tras la cirugía LASIK

Lo más importante que puedes hacer para facilitar la recuperación del LASIK es seguir correctamente las instrucciones postoperatorias que te dé el cirujano de LASIK. Toma todos los medicamentos según lo indicado y durante el tiempo especificado, incluso si no tienes problemas de visión o síntomas de malestar.

Es posible que sientas sequedad ocular después del LASIK. Los cirujanos a menudo recomiendan lágrimas artificiales estériles y sin conservantes en las primeras etapas de la recuperación de LASIK para mantener los ojos hidratados, reducir las molestias y contribuir al proceso de curación.

Evita frotarte los ojos y exponerlos al polvo, el viento y el humo de cigarrillos. Usa gafas de sol cómodas y envolventes en exteriores para proteger los ojos del polvo, el viento y los rayos ultravioleta. Utiliza también gafas de seguridad o gafas deportivas cuando realices cualquier actividad que pueda aumentar el riesgo de lesiones oculares.

Por último, si tienes síntomas oculares o visuales inusuales durante la recuperación de LASIK, llama al oftalmólogo inmediatamente para que te aconseje.

Riesgos y beneficios de LASIK: cómo tomar una decisión fundamentada

Los beneficios de la cirugía LASIK consisten en una visión clara y funcional que puede eliminar o reducir la dependencia de gafas o lentes de contacto.

Sin embargo, al igual que cualquier procedimiento médico o quirúrgico, LASIK tiene riesgos asociados y posibles complicaciones. Las siguientes son algunas de las complicaciones de LASIK citadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA)1, que supervisa la seguridad de LASIK en Estados Unidos:

  • Algunos pacientes experimentan una disminución de la agudeza visual.
  • Algunos pacientes de LASIK pierden la capacidad de ver algunas de las letras pequeñas de la parte inferior de una tabla optométrica después de la cirugía LASIK, incluso con la ayuda de gafas o lentes de contacto.
  • Algunos pacientes desarrollan síntomas visuales debilitantes. Algunos pacientes de LASIK experimentan deslumbramientos, halos o imágenes fantasma que pueden afectar gravemente a la visión.
  • Algunos pacientes no ven bien en situaciones de bajo contraste, como por ejemplo por la noche o con niebla, después de LASIK, en comparación con su visión con gafas o lentes de contacto antes de LASIK.
  • Algunas personas reciben tratamiento insuficiente o excesivo. La mayoría de los pacientes de LASIK pueden ver con un índice 20/20 sin gafas ni lentes de contacto después de la cirugía, pero algunos pueden requerir un tratamiento adicional debido que la corrección de la visión ha sido insuficiente o excesiva.
  • Algunas personas desarrollan sequedad ocular grave. Algunos pacientes de LASIK no pueden producir suficientes lágrimas para mantener los ojos hidratados y sin molestias después de la cirugía. Los ojos secos son incómodos y pueden causar enrojecimiento, visión borrosa intermitente y otros síntomas. Estos síntomas pueden ser permanentes, incluso con el uso frecuente de lágrimas artificiales y otros tratamientos para el ojo seco.
  • En algunos pacientes con hipermetropía, los resultados pueden disminuir con la edad. El nivel de mejora de la visión después de la cirugía LASIK puede disminuir con la edad.
  • No se dispone de datos a largo plazo. Se desconoce la seguridad y eficacia de la cirugía LASIK a largo plazo.

Antes de decidir si te vas a someter a una cirugía de corrección de la visión, debes sopesar cuidadosamente los riesgos y beneficios de LASIK para determinar si el procedimiento es adecuado para ti. El cirujano de LASIK puede proporcionarte información más específica sobre los riesgos durante la consulta sobre LASIK.

Como ocurre con cualquier procedimiento médico, pueden existir riesgos y posibles complicaciones. Consulta a un especialista en salud ocular para obtener información detallada y para conocer los posibles riesgos y complicaciones antes de someterte al procedimiento.

Referencias:

1. U.S. Food and Drug Administration (FDA). What are the risks and how can I find the right doctor for me? FDA Website: https://www.fda.gov/medical-devices/lasik/what-are-risks-and-how-can-i-find-right-doctor-me. Last updated June 9, 2014. Accessed August 6, 2015. REF2021OTH4551.

2. Sandoval HP, et al. Modern Laser in Situ Keratomileusis Outcomes. J Refract Surg. 2016;42:1224-1234. REF2016RF0112.

2024PP08110

Clear Vision For You

Los pacientes y los profesionales sanitarios no son reales. Solo para fines ilustrativos.

A menos que se especifique lo contrario, todos los nombres de productos que aparecen en este sitio de Internet son marcas comerciales de las que Johnson & Johnson MedTech, Inc., sus filiales o afiliados son propietarios o cuentan con licencia.

No se permite el uso de ninguna de las marcas comerciales, nombres comerciales o imágenes de marca de Johnson & Johnson MedTech, Inc. que aparecen en este sitio sin el consentimiento previo por escrito de Johnson & Johnson MedTech, Inc., excepto para identificar al producto o los servicios de la empresa. Las marcas comerciales de terceros son propiedad de sus respectivos dueños.

Este sitio web y la información aquí contenida se dirigen a personas residentes en Europa, África y Oriente Medio.

© Johnson & Johnson Vision Surgical Vision, Inc. 2024